Tipos de Xulgados

Estructura de los tribunales

En España, el sistema judicial está diseñado para aplicar las leyes establecidas y mantener el orden social, aunque su eficacia puede variar en función de diferentes factores. Los tribunales, distribuidos por todo el país, tienen diversas competencias y se especializan en resolver una variedad de disputas y conflictos legales.

  • Los tribunales de primera instancia se encargan de resolver conflictos civiles, como disputas de propiedad o casos de divorcio.
  • Los juzgados de instrucción investigan delitos menores y preparan los casos para su posterior juicio.
  • Los tribunales penales se ocupan de delitos menos graves y toman decisiones sobre su castigo.
  • Los tribunales de lo contencioso-administrativo son recursos para aquellos que tienen problemas con las decisiones gubernamentales.
  • Los tribunales laborales abordan disputas laborales y relacionadas con la seguridad social.
  • Los tribunales de vigilancia penitenciaria supervisan el funcionamiento de las cárceles para garantizar el cumplimiento de las normativas.
  • Los tribunales especializados en violencia de género se dedican a combatir este tipo de delitos.
  • Los tribunales de menores atienden casos relacionados con jóvenes menores de edad.
  • Los tribunales mercantiles se centran en resolver disputas comerciales.
  • Los tribunales de paz se encargan de mediaciones y resolución de conflictos a nivel local.

Además, existen instancias superiores con competencias específicas para casos más complejos o de mayor relevancia, como los Tribunales Superiores de Justicia, la Audiencia Nacional, el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional.